Edicion N 722 | 27 de marzo de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

relieve

CONSTRUCTOR Y ADMINISTRADOR



CARLOS FERNÁNDEZ

KEREM PÉREZ
[email protected]

|

imagen

DESARROLLO. Su empresa construyó el edificio de Banco Panamá. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Cuando apenas el centro comercial Los Pueblos en Juan Díaz se construía, Carlos Fernández fue invitado por el papá de su mejor amigo del colegio para que conociera el proyecto que estaba realizando.

“Me estaba graduando del Colegio Javier y el señor [Mayor Alfredo] Alemán, me invitó a su oficina y me dijo: Cao, mira lo que estoy haciendo”, recuerda.

En ese momento Grupo Los Pueblos ya había cerrado negociación con varias empresas y bancos para que estuvieran presentes en el centro comercial.

“Eran todas empresas grandes con que estaba armando el proyecto y me mostró los clientes y la fuerza con que se estaba metiendo en el negocio de los centros comerciales. La verdad, fue impactante porque a los años el éxito fue rotundo”, dice.

Teniendo 16 años,   Fernández emprendió un viaje a Estados Unidos para estudiar ingeniería civil. Estuvo en el Worcester Polytechnic Institute en Massachusetts y cuando se graduó, su mejor amigo, Alfredo Alemán, lo acompañó a la graduación con una propuesta muy tentadora.

“Me propusieron trabajar de inmediato y yo les dije que no, que iba a terminar mi maestría. Él me dijo que la maestría la hiciera con él, y le dije que no,  que iba a tomar una que diga que soy un máster y después tomaba una segunda con ellos”,  rememora.

Y fue así. Fernández tomó su maestría en construction management (gerencia de proyecto) y en 1997 recibió su título.

“La graduación fue un sábado, el domingo volé a Panamá y el lunes inicié a las 7:00 a.m. en Grupo Los Pueblos”, dice. 

Siete años de su vida se los dedicó a la empresa del papá de su mejor amigo.

Comenzó siendo  jefe de cuadrillas, donde estaba encargado de que los equipos de trabajo funcionaran bien, que los vaciados de concreto se realizaran, que el equipo que se necesitara estuviera ahí, entre otras labores.

A pesar de que su horario decía que salía a las 3:00 p.m., después de esa hora realizaba algunas labores administrativas. 

Todo ese esfuerzo y empeño que le dedicó Fernández a la compañía hizo que llegara a ser el gerente de la empresa. Pero además estuvo involucrado en la construcción de la Terminal Nacional de Transporte y la primera etapa de Albrook Mall. 

Llegó a manejar cerca de mil empleados, el departamento de logística, contabilidad, recursos humanos, depósito, equipos y también participaba en el comité ejecutivo del grupo, viendo los temas de inversión y la sección inmobiliaria. 

“Era un ambiente de trabajo muy familiar, donde nos daban oportunidad de crecer, echar hacia adelante y emprender. Soy una de las personas más orgullosas de haber trabajado con el señor Alemán, muchos de los conocimientos, métodos de trabajo y los rasgos que me definen como persona se hicieron ahí”, explica Fernández.

Estuvo tan involucrado en cada uno de los proyectos que realizaba el Grupo, que recuerda también tener entre sus manos la elección de los basureros y las sillas que se iban a utilizar en  la Terminal Nacional de Transporte.

Edificando una empresa

Fernández es un hombre al que le gusta la excelencia. Después de dedicarle siete años a Grupo Los Pueblos, decide  abrir su propia compañía que construye y administra proyectos.

En ese momento habló con el señor Alemán y le dijo que quería enfrentarse a un mundo donde pudiera ser un líder, un empresario. Y tomó su propio rumbo. “Ya no tenía dónde más crecer, porque respondía directo al dueño”, afirma.

En su oficina en Costa del Este, de aspecto sobrio, con unos cuantos palos de golf y algunos planos, Fernández dice estar muy orgulloso de lo que ha logrado. Su experiencia anterior influyó mucho en ello.

Su primer proyecto como constructor fue una casa en Costa del Este. Después fue un edificio de tres pisos y ha sido parte del proceso de expansión de Cochez y Compañía, realizando por lo menos 25 proyectos.

Pero además de la construcción, Fernández se dedica a la administración de proyectos, actividad que emprendió de forma accidental. “Con todo el crecimiento que ha tenido el sector de la construcción, entramos a formar parte de un proyecto que se llama Capital Plaza. Fue nuestro primer proyecto como gerentes, desarrolladores y promotores, en sociedad con otros inversionistas”, explica. 

Esto empujó a que Fernández fuera socio y promotor de casi seis proyectos al mismo tiempo, de viviendas de alto costo, residenciales de interés preferencial, un parque industrial (galeras) y entre dos y tres edificios de oficinas.

Y en su oficina, Fernández mira orgulloso  cómo a su alrededor se edifican proyectos que llevan su firma: CAO, como su apodo.

INVERSIONISTA  CON VIDA GREMIAL

Además de CAO, Carlos Fernández es propietario de CPM Panamá y es socio del banco Balboa Bank & Trust. Está involucrado, desde hace siete años en la dirección del área de construcción de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura, y es promotor de la Alianza Intergremial de la Industria de la Construcción, que aglomera a los líderes del sector.
 

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email