Edición No. 501 | 30 DE OCTUBRE DE 2007
 
 
 
Actualidad
 
La ruta de la cadena de frío
 
La reexportación o importación de mercancías que requieran mantener determinadas temperaturas es un trabajo que exige mucho cuidado. Un error, descuido o falla en su traslado afectaría su vida útil y podría generar pérdidas de miles de dólares 
 
Melissa Novoa 
mnovoa@prensa.com 
 
CUIDADO. Las vacunas son colocadas en neveras especiales para poder mantener su temperatura correcta. Hay algunas cuya vida fría es de 12 horas, o de 7 a 15 días. LA PRENSA/Ana Rentería
A la sección de Aduanas del Aeropuerto de Tocumen llegan varios lotes de vacunas contra la influenza, rotavirus y hepatitis A provenientes del mercado internacional.

La mercancía tiene paso expedito. Las vacunas son retiradas por representantes del Ministerio de Salud sin mayor complicación, para colocarlas en un camión refrigerado y trasladarlas, cuanto antes, a los cinco cuartos fríos ubicados en el Depósito Nacional de Biológicos.

En manos del Ministerio está el mantener la temperatura del producto, que puede ir de 2 a 8 grados centígrados si no requieren congelación, o de -15 a -20 grados centígrados para que se conserven hasta llegar a su destino final.

┐Complicado el proceso? No, pero sí de cuidado. La importación de vacunas, medicinas o alimentos, que requieren cadena de frío, se inicia desde los laboratorios o depósitos de donde proviene la mercancía. Y las empresas que se dedican a transportar o empacar los productos tienen que ser además de creativas, responsables en el manejo de la mercadería.

En Panamá, por ser un país con tradición de importación y de reexportación, este proceso se ha convertido en una tarea cotidiana, pero cada día son más variados y modernos los mecanismos que se utilizan para conservar los productos que necesitan ser transportados cuidando la cadena de frío.

Una alteración en ese eslabón (cadena de frío) podría no solo generar pérdidas monetarias sino que la mercancía tendría que ser descartada. Iván Medina, coordinador nacional de la cadena de frío para vacunas de uso humano del Ministerio de Salud, dice que las normas establecidas para cumplir con este proceso son muy estrictas.

Para 2008 el Ministerio de Salud tiene programado invertir 13 millones de dólares en la compra de 4 millones 410 mil 400 dosis de vacunas para contrarrestar enfermedades como la rubéola, tétano, sarampión, paperas, influenza, rotavirus y hepatitis A. Este año están estudiando la entrada de vacunas como la de neumococo y la del virus del papiloma.

Y así como las vacunas, los alimentos también requieren mantener la cadena de frío, que se inicia desde la cosecha o la pesca y en la que están involucrados productores, exportadores, líneas navieras y distribuidores, hasta llegar al consumidor final.

Bert Van Grieken, gerente de la naviera Maersk Line, afirma que el valor de los daños por no mantener los estándares depende del tipo de mercancía y de su valor en el mercado. Así, si no se cuidan los parámetros de refrigeración de un contenedor de piña de 40 pies, se podría hablar de pérdidas de 15 mil dólares, valor que tiene el producto en el mercado europeo.

Desde Panamá la línea naviera transporta contenedores refrigerados de pescado, marisco, banano, plátanos, piña, carne, al mercado europeo y asiático.

Para la conservación de productos, la empresa tiene contenedores especializados con control de humedad y los conocidos como súper "freezer", que funcionan a temperaturas muy bajas para mantener la calidad de los pescados y mariscos.

En el proceso logístico

Al primer semestre de 2007 se registró un aumento en el valor de las exportaciones en 13.8%, es decir 653.3 millones de dólares. Productos que requieren mantenerse refrigerados o congelados como el atún de aleta amarilla, el pescado y el filete de pescado han contribuido a este crecimiento.

Algunas empresas, que desarrollan soluciones de empaque para productos perecederos, han aprovechado este auge para presentar mejores ofertas y ser parte de esta bonanza.

Javier Sánchez-Cuenca, presidente de Advanced Products Panama, dice que la filial panameña del grupo Advanced Products de España apostó por el mercado latinoamericano con la idea de replicar la experiencia que tienen en Europa, donde ofrecen soluciones de empaque para productos perecederos que requieren mantener la cadena de frío para ser transportados de un lugar a otro.

En el mercado local la empresa fabrica neveras para mantener la temperatura de helados o jugos que son distribuidos en el interior del país. También produce los envases especiales para transportar pintas de sangre en el territorio nacional, y modelos que se utilizan para almacenar las vacunas e insulinas provenientes de laboratorios farmacéuticos y que son reexportados hacia otros países.

Según el también vicepresidente de Advanced Products para la región andina, el mercado panameño aún "está en pañales" en el transporte de alimentos congelados y refrigerados, debido a que las empresas están reacias a utilizar novedosas alternativas para distribuirlos.

"En los supermercados se pueden implementar soluciones para transportar productos que requieran refrigeración hasta el domicilio de los consumidores. Este tipo de soluciones se han implementado en países como España y Francia", subraya.

En el sector donde hay más mercado es en el de las farmacéuticas. "Localmente fabricamos empaques validados para transportar medicamentos que requieran mantener una temperatura de 2 a 8 grados centígrados, y que los protegen por un máximo de 96 horas, explica.

Advanced Products ya tiene en sus depósitos empaques para transportar productos a destinos más lejanos como Australia y Asia.

 

 
PUBLICIDAD
 
 
 
     

OTROS TEMAS
Inversión local viaja a Colombia
 
PANORAMA
San Miguelito quiere crecer
Exploran opciones de inversión
Nueva York recupera su estatus
 
 
RELIEVE
El 'first choice' de la carga
 
 OPINION
El reto de atender a los 'baby boomers'
Transformación del recurso humano
La decisión de 2008
 
 ACTUALIDAD
La ruta de la cadena de frío
Remesa: el fondo del inmigrante
 
 
 Tema de portada
 
 
En la política estadounidense hay un dicho que reza que los temas internacionales no ganan elecciones. Es por eso que en los comicios para el Congreso y para la Presidencia de 2008, los asuntos que ocurran afuera de sus fronteras no acapararán la agenda nacional. A los votantes les interesa saber el plan de sus candidatos para reducir la pobreza que afecta a 36.5 millones de estadounidenses o para proveer seguridad...[ver más]
 
 
Corporación La Prensa. Todos los derechos reservados.