Edición No. 465 | 13 DE FEBRERO DE 2007
 
 
 
Nacional
 
El nuevo destino chiricano
 
El ímpetu turístico en el distrito de San Lorenzo está cambiando la economía del lugar. Los turistas llegan más que antes y nuevos hoteles abren sus puertas 
 
YOLANDA SANDOVAL 
ysandoval@prensa.com 
 

Cortesía

PROYECTO. La construcción del hotel empezó en octubre de 2005 y se inauguró un año después. Todos los detalles, desde las columnas, las puertas, los muebles y los accesorios fueron dibujados por sus propietarios y confeccionados por artesanos y artistas locales.

boca Chica, uno de los corregimientos del distrito de San Lorenzo en el oriente chiricano, se ha convertido en el refugio de quienes buscan playas y desean practicar deportes acuáticos lejos del hoy bullicioso Bocas del Toro.

El distrito era reconocido como uno de los más pobres de Chiriquí, pero la explotación de sus recursos turísticos le está dando un giro a su economía. El interés de los turistas, sobre todo, europeos y estadounidenses ha tenido un efecto dominó provocando que las inversiones se posen en la zona.

Max y Victtoria van Keeken visitaron Boca Chica hace tres años y desde ese momento decidieron que esa sería su nueva casa. En la isla de Boca Brava construyeron el hotel boutique Cala Mia, invirtieron un millón de dólares en la construcción de 11 cabañas “ecoambientales” y el hotel abrió sus puertas en diciembre de 2006.

Victtoria es italiana y Max es holandés. Para ambos, acostumbrados a imponentes construcciones y ciudades de concreto, Chiriquí es un paraíso. “Mi esposo y yo descubrimos Boca Chica y sus islas hace tres años y nos fuimos totalmente fascinados”, dice Victtoria.

En isla de Boca Brava no hay servicio de electricidad. Los van Keeken ha instalado un sistema de generación de energía solar, y el tratamiento de las aguas residuales es orgánico.

“Nosotros estamos conscientes de que la construcción de un hotel en un área tan virgen como esta, tiene indudablemente algún impacto en el ambiente, pero tratamos de que esa influencia sea lo menos negativa posible”, apunta Victtoria.

En Cala Mia se ha construido un puente suspendido que conecta a una pequeña isla donde está ubicado un rancho destinado al área de masaje. También complementan su oferta, una piscina y un bar-restaurante.

San Lorenzo tiene playas que son los puntos más cercanos a las islas del parque marino Golfo de Chiriquí, una zona protegida donde la práctica de deportes acuáticos tiene grandes posibilidades.

Además de Cala Mia, hay otro proyecto, denominado Marina Boca Chica, que también se desarrolla en la zona.

Desde hace tres años la Autoridad Nacional del Ambiente aprobó el estudio de impacto ambiental para levantar el proyecto que tendrá una marina con capacidad para atender yates y un hotel con 12 habitaciones de lujo.

En la ruta chiricana


San Lorenzo

>> Ubicado entre el poblado de San Juan de Oriente y el distrito de Gualaca.

Horconcitos es su cabecera. Queda a 40 minutos de la ciudad de David.

>> Existe una carretera de Horconcitos al puerto de Boca Chica. Desde el puerto se zarpa en bote para recorrer el parque marino. Llegar a Cala Mia en isla Boca Brava toma cerca de 25 minutos.

>> El precio por habitación varía entre 150 dólares y 300 dólares.

>> Aceptan Visa, MasterCard y cheques de viajero.

 

 
PUBLICIDAD
 
 
 
     

OTROS TEMAS
El nuevo destino chiricano
Portobelo: entre el auge y sus rutinas
Dos mujeres, dos caminos
 
PANORAMA
Despiertan ante amenaza
El efecto hamburguesa
 
RELIEVE
El cacique del turismo
 
ENTREVISTA
 
ACTUALIDAD
Extravagancia turística
Llegan las máquinas para plantar El Bijao
 
 Tema de portada
 
 
En Pedasí soplan vientos de cambio. Por sus calles se entremezclan los pescadores artesanales, los productores de maíz y los criadores de ganado con los nuevos inquilinos del lugar. Se trata, en su gran mayoría, de estadounidenses, franceses y canadienses, que se cansaron de las bajas temperaturas de sus países y prefirieron el clima tropical del distrito costero ubicado a cinco horas de la ciudad capital.
...
[ver más]
 
 
Corporación La Prensa. Todos los derechos reservados.